Allá vamos

El temor al folio en blanco me sigue persiguiendo, a pesar del tiempo que he pasado en mi ya larga vida, intentando plasmar por escrito, algunos pensamientos y no pocas inquietudes.
Ese abrir las ventanas de mi entendimiento para que después de llegar hasta mí los vientos de fuera, no siempre cálidos y saludables,  devolverlos de nuevo cubiertos del halo de mis pensares , sigo considerando que exige un esfuerzo, a veces, difícil de asumir.

Benito BlancoSi hoy traspaso ese umbral, lo hago con el mismo temor de siempre, confiando en que tras los primeros pasos en este medio llamado blog, de indudable sabor añejo, pueda adentrarme en esta torre de Babel, sin vanidad, amargura o resentimiento, sino con la actitud que corresponde a quien , pese a contar en su vida con muchos desengaños, siempre trató de encontrar en la fortuna, que también se le presentó, argumentos para no perder la alegría de seguir viviendo.

Los que me conocen no se preguntarán a qué viene esto de presentarme con un blog debajo del brazo, pues saben de  mi afición, hasta ahora con pseudónimo, a juntar palabras con mayor o menor acierto.

Para los que desconocen ese aspecto de mi vida, y el modo con que lo llevo a efecto, me voy a presentar a ellos, exponiendo los condicionantes que han guiado mi pluma, siempre cambiantes, buscando el modo más eficaz de establecer comunicación con los demás; para ello , hablaré a continuación del modo, el tono, el contexto  los temas y el techo en que pretendo encaje este blog

El modo:

Comenzaré por decir que iluminó el camino, en lo referente al modo de escribir , aquello que aparece en los dardos de mi querido paisano Fernando Lázaro Carreter, al decir que » casi todo puede decirse de otra manera, que tal vez sea mejor, más clara,más rotunda, más irónica, menos enrevesada,mejor ajustada al asunto, a su intención, a las expectativas de quién ha de leerlo»; por ello acometo esta tarea , que voluntariamente me impongo, desde la humildad de saber que se pueden decir las cosas de otro modo.

 

El tono:

Pretendo moverme en ese tono medio situado entre la rebeldía y la indolencia, sin dejarme arrastrar por extremismo alguno y procurando ser objetivo, lo que no quita que cuando haya que alzar la voz, lo haga, pero siempre buscando la objetividad en mis argumentos. Como escribió el maestro Umbral ,con aquel gracejo tan suyo, en este blog no aparecerá «ningún grito de ave de corral de lujo».

 

El contexto:

Hace tiempo que no rivalizo con nadie, pues, siguiendo a Goytisolo, procuro ver las cosas y mi vida a distancia, sabiendo que la historia colocará a cada cual en el lugar que le corresponde.

 

Los temas:

No mantendré la brújula fija ante orientación alguna, cualquier viento que la mueva será buen pretexto para opinar de política, economía, arte, etc.

Etiquetas: ,

15 comentarios en Allá vamos

  1. IOpera dice:

    Bienvenido al mundo bloguero 🙂

  2. Mónica dice:

    ¡Bravo,tío Benito! Cara a cara al miedo, blancos folios sin fin, todas las letras del mundo, y un deseo prendido… Suena muy bien, tío, disfruta…

  3. Enrique de Santiago dice:

    En hora buena D. Benito. Me gusta, me alegra y me parece fantástico. Un Abrazo

  4. Felisa dice:

    Enhorabuena!! Es lo tuyo ,Suerte ….te sigo .un fuerte abrazo

  5. Santiago dice:

    Valor es el que le echas al enfrentarte al folio en blanco.
    Sin duda el título y la ilustración de tú blog es premonitorio de lo que será su contenido. Estaremos pendientes y te leeremos.
    Animo.

  6. Enhorabuena por la iniciativa, seguro nos aportas a los más jovenes, ideas propias de la experiencia, tan importante que nos da la vida. Exitos!

    • Benito dice:

      Me tienes que enseñar a ponerme esa visera hacia atrás y,en medio de diabólicos instrumentos, sacar adelante de forma exitosa este blog.

  7. Angel Urruchi Illana dice:

    Comenzaste por ser hoguera en la montaña, seguro estoy que brillas como estrella. Un abrazo.

Deja tu comentario

Los campos nombre y email son necesarios. Tus datos no serán públicos ni utilizados para otros fines.